De vampiros va la cosa

Loading...

martes, 14 de agosto de 2007



Karin Maaka parece ser una chica normal, que acude Todos los dias al instituto como cualquier otra chica de su edad. Maki es su mejor amiga, está preocupada porque parece que Karin ultimamente no se encuentra muy bien y da la impresion de que esta más débil. Pero lo que no saben es que Karin esconde un secreto, uno que no puede revelar, ni siquiera a su mejor amiga, por que si lo hiciese su familia debería mudarse de ciudad (esto me suena de otra historia...bueno de muchas historias en realidad) . Su secreto es que tanto ella como su familia pertenecen a una antiquisima lista de Vampiros con pedrigri. Emigraron a Japón hace doscientos años, viven de la forma más discreta posible, todo ello consiguiendo la sangre que necesitan para poder sobrevivir.

Como si esto no fuese lo bastante raro, Karin tiene que soportar además el hecho de no ser una vampiresa normal: - se encuentra a gusto al sol. - no le gusta la oscuridad. - no siente deseos de beber sangre humana. - y lo que es peor, en lugar de necesitar sangre, la produce en demasiada cantidad, por lo que de vez en cuando tendrá que morder a algunos humanos, sí, pero no para quitarles la sangre, sino para transferirles ese exceso que produce, y que da mayor energía a los humanos. Dicho de otro modo, es una fábrica de sangre ambulante, por lo que su familia se avergüenza de ella.
En muchas ocasiones, su hermana pequeña Anju ha tenido que ayudarla, a pesar de no haber despertado del todo sus habilidades de vampiro, ya que Karin tampoco es capaz de borrar la memoria de sus víctimas. Anju siempre va acompañada de una especie de marioneta armada con un cuchillo de cocina, llamada Bge, que suele cobrar vida para amenazar a Karin cuando esta se mete en problemas.

El resto de su familia no es menos extraña: - Su madre, Carrera, solo se satisface cuando bebe sangre de mentirosos que hayan causado mucho daño a los demás; visto de este modo es una buena limpieza de gente sin escrupulos. -Su padre, Henry, está acobardado por el temperamento de la madre, vamos, que es un calzonazos; pero tambien hay que comprenderle, ya que la madre se las trae. -Y su hermano mayor, Ren, es un mujeriego sin remedio que se pasa la mayor parte del tiempo buscando nuevas conquistas (realmente me recuerda a Sojiro a Akira de HYD) A pesar de todo esto, Karin consigue llevar una vida más o menos normal,teniendo encuenta de lo que tiene que hacer para no hacer publico su secreto, hasta el día en que Kenta Usui es trasladado a su escuela. En cuanto está cerca de él, Karin nota como su sangre se altera como cuando viene la primavera y su cuerpo reacciona creando inmediatamente un exceso de sangre que Karin es incapaz de soportar, vamos que la chica se convierte de esta forma en un dispensador de sangre a chorro. Karin intentará evitarlo, pero tarde o temprano deberá hacerle frente y averiguar qué es lo que ocurre, si no quiere que todo el mundo sepa la verdad.

1 comentario:

Cho Hakkai dijo...

He leido algo sobre el anime de esta serie y dicen que está bien. Supongo que el manga debe estar mejor, como suele pasar.

Habría que ver las escenas de la protagonista disparando sangre por todas partes como un aspersor, jajjaa.

Saludos!!